miércoles, 8 de abril de 2015

EL CONSULTORIO DE MAMÁ: RESPUESTAS 3

Consultas disciplina positivaDespués del parón sufrido en el blog últimamente (y que te explicaba aquí), vamos retomando la normalidad y con ella, El Consultorio De Mamy, con dudas sobre Disciplina Positiva que Nuria, como asesora experta responde de forma totalmente gratuita.

Hoy Nuria responde a tres mamás que se ven desbordadas y no saben cómo reaccionar.

Os dejo con ellas:


Hola!
Primero mil gracias, por brindar esta oportunidad de consultorio gratuito a muchas mamis confundidas como yo T.T .  Recién empezando el 2015  me enganché con este tema de la disciplina positiva, y me encanta la idea de criar a mi hijo con respeto y hacerle saber en todo momento que es muy importante para nosotros. Tengo 26  años y mi bebe tiene un año y 9 meses, ya desde el año, incluso antes siempre ha tenido la mala manía de morder.... pero ahora que ya esta mas grande sus mordidas son más fuertes e incluso en momentos inesperados, yo suelo jugar mucho con él y mientras jugamos a veces me muerde muy fuerte , a veces de la desesperación por el dolor le pellizco la nariz o le cojo el cabello para que me suelte, pues en las dos últimas ocasiones me ha mordido en la cara y pues es algo que no se permitiría de no ser porque me agarra desprevenida... en el colegio pega a los niños y la profesora tiene que estar muy atenta porque como te digo a veces de la nada muerde... otras veces también lo hace cuando se molesta porque le quitan algo o porque no lo dejan hacer algo. He intentado ya de mil maneras, que no lo haga, le converso, le hablo con firmeza, incluso le muestro las marcas que me deja, me muestro a veces molesta, a veces le digo que estoy triste porque él me muerde... y otras veces que ya no me encuentra con tanta paciencia termino gritándole , trabándole de mala gana o lo dejo llorando porque ya no quiero hacerle caso. Luego me arrepiento y me da penita , pero ni modo no quiero que lo siga haciendo. La verdad es que ya no sé cómo solucionar este problemita, mi bebe mientras está bien es un amor, es cariñoso, alegre... pero a veces me hace cariño y me muerde! porfa! alguna idea de cómo manejar esta situación, la verdad que ya no se qué hacer me desespera no saber cómo tratarlo, y cómo hacer para dejar que el haga esto, tanto por mí , como por sus compañeritos de clase. 
Agradeceré demasiado que me den una ayudadita con este tema!
Gracias


Hola!
Lo primero de todo decirte que hay una fase por la que todos los niños pasan en mayor o menor grado y que es la de pegar y/o morder. Es el modo en que sacan su emoción. Cómo bien dices, pueden morder cuando están enfadados o cuando están jugando, porque sienten una emoción tan grande que no saben qué hacer, y sin darse cuenta muerden.  No lo hacen con intención, no saben que hacen daño de esta manera ni a quién lo están haciendo. Muerden lo que tienen “más cerca”.

El primer consejo es que redirijas su atención si logras darte cuenta de que te va a morder. Quizá si observas bien puedes sacar conclusiones acerca de los momentos o circunstancias en los que se producen. Por ejemplo cuando está muy nervioso, cuando estáis jugando y está demasiado eufórico…

Por otro lado, y esto podéis hacerlo durante todo el día, enseñarle  a reconocer sus emociones es muy importante, y puedes poner tu las palabras de lo que él no sabe decir aún: por ejemplo, veo que estás muy enfadado, estás muy contento, veo que estás triste…..

Y por último, para cuando no logres que no te muerda, muéstrale cómo te sientes, díselo, con respeto y cariño, pero hazle saber que eso te duele. Evitar decirle “no muerdas” puesto que lo más probable es que inconscientemente tienda a repetirlo más. En sustitución dile lo que sí puede hacer: por ejemplo, darte un beso o una caricia en esos momentos en los que estáis jugando. Cógele la manita y dile, “así se hace”, ahora tu. Y felicítale por su esfuerzo y puedes decirle que eso no te duele.  Cuando muerda porque está enfadado, evidentemente no tiene sentido pedirle una caricia, pero sí puedes decirle “veo que estás muy enfadado…quieres dar saltos?”….y ponerte a saltar con él, por ejemplo.

Es una etapa dura pero verás como pasará. Te dejo un enlace a un artículo que escribí sobre el desarrollo de los niños. Cada uno tiene su ritmo y la confianza en ellos es lo mejor que podemos ofrecerles.

Un abrazo!!


Buenos días Nuria. 

Mi nombre es Carla y te escribo desde Buenos Aires, Argentina. Recién acabo de leer tu historia y algunas notas de tus blogs y ojala estuvieras aquí para que me puedas contener como mamá. Tengo dos hijos, Tiago de 4 años y Franco de 1 año. Estoy atravesando una etapa de crisis con Tiago particularmente, te la cuento para ver si me puedes aconsejar qué hacer. 
Estoy felizmente casada y amamos plenamente a nuestros hijos. Puntualmente estamos teniendo problemas de disciplina con Tiago, desde que comenzó la salita de 3 años que siempre nos llaman del jardín para comentarnos su comportamiento...: no se queda quieto, no acata las reglas de comportamiento, no hace caso, etc. hable con el gabinete psicopedagógico y en ese momento me aconsejaron entre otras cosas, que le saque el chupete, la baranda a la cama, la mamadera y que respete el horario de comida, los juegos (que si saca un juego lo empiece termine y guarde), etc.. Todo lo realice,  pero no se produjo cambios en Tiago, al contrario se intensifica con el paso del tiempo. Con mi marido somos persistentes y le marcamos los limites, lo que está bien y mal, el que hay un horario para todo, el momento de la cena que es algo familiar y que tenemos que estar unidos, etc. pero el no come, no se queda quieto e inventa que tiene ganas de hacer pis, lavarse los dientes, con tal de despegar de la silla. 
Tanto en salita de 3, 4 y ahora en la de 5 se repite el mismo escenario. No hace caso! la señorita me comento en el día de ayer que le pego a un nene y esto cada vez me preocupa más. 
Tiago ha cambiado de escuela 3 veces, salita de 2 y 3 años, las realizo en un jardín, donde iba jornada completa cerca de mi trabajo. Luego al nacer Franco contrate una niñera y lo pase a un jardín cerca de mi casa, donde va por la tarde y yo lo paso a buscar. Luego el 1 de marzo, nos mudamos a nuestra casa (antes alquilábamos y ahora construimos nuestra casa) y lo pasamos a un colegio privado a 5 cuadras de casa. Yo sé que esto puede ser parte de las emociones que no puede expresar... los cambios! sumado al nacimiento del hermano. El nunca demostró problemas de adaptación, enseguida se engancha con los niños y juega, pero a veces se pasa de rosca y no para. Sus amiguitos cuando me ven me dicen... Tiago se porto re mal hoy...  
La señorita me llegó a indicar que Tiago, parecería que no hubiese tenido escolaridad, porque no respeta nunca las consignas. 
En casa, obviamente me saca y le grito, pero también después del reto me siento y le explico que está mal lo que hace, pero me dice ... si ya se ma... sin entender nada de lo que le digo. También yo soy muy cariñosa y le digo cuanto lo amo y lo importante que él es para mama y papa, lo abrazo y hacemos las paces, pero con la promesa de que no se va a volver a portar mal. Pero se repite la historia... como "castigos" le he sacado los dibujitos, juguetes, lo he sentado en un rincón para que reflexionara y nada... 
Yo le explico que si se porta mal, la gente no va a querer estar con él, que no lo van a invitar a jugar o a los cumpleaños, pero con nada reacciona. Todo el mundo se queja de mi hijo pero no puedo encontrar la solución 
Ya no se por donde seguir, como ayudarlo o ver en que fallo... espero me puedas ayudar....
Gracias, Carla. 


Hola Carla,
Lo primero de todo decirte que veo bastante normal lo que le ocurre. Yo estaría igual que él! Por un lado los cambios que comentas y el nacimiento de su hermanito le afectan como tú dices, aunque parezca que no. Quizá no lo saque por la vía “tradicional” de celos a los que estamos acostumbrados, pero él está pidiendo a gritos sentirse especial.

Por otro lado está la etiqueta que sin querer se le ha puesto. No es culpa de nadie y no quiero acusar para nada a las maestras, pero tratar a Tiago como un niño conflictivo, con tantos castigos, tantas llamadas de atención y otras cosas, no le están ayudando en nada que perpetuar la etiqueta de “malo” o “pegón”. Por otro lado, quitarle tantas cosas de golpe encima de haber pasado por tantos cambios no me parece tampoco demasiado acertado.

Mi consejo es que leáis más a fondo sobre la disciplina positiva y dejéis de utilizar los castigos como método para educarlo. Ya estáis viendo que no funcionan (como no funcionan para ningún niño, puesto que con los niños que “sí funciona” lo que ocurre es que son niños que se han rendido y resignado). El castigo provoca resistencia, deseo de venganza y bajada de la autoestima. No es un buen método para educar.

Te dejo aquí dos enlaces para que puedas leer sobre disciplina positiva y educación sin castigos.



Además de todo esto mi consejo es que busquéis un asesoramiento más personalizado todavía para poder realizar varias acciones que ayuden a Tiago a superar todos esos cambios que ha vivido.
Algo muy importante que podéis aplicar es el mantener una cita semanal con él a solas, tu y él por ejemplo, y si es posible papá y él solos otra cita a la semana también.  Se sentirá único y especial y eso le ayudará a relajarse y a coger seguridad. Es importante que realicéis actividades que impliquen cooperación o actividad juntos.  En este enlace explico cómo hacerlo para tener en cuenta también su opinión.


Un abrazo y sigue contándonos!!


Hola Nuria.
Hace unos meses que las conocí e intentó por todos los medios poner en práctica no gritar en casa y disciplina positiva pero indudablemente lo hago mal. Mis hijos son lo mejor que yo tengo en la vida. Daría mi vida por ellos, pero no logro controlarme. Quiero que ellos me tengan e buena estima pero cuando hacen o dicen algo que no creo que este bien me enojo, grito y a veces les doy un tirón de orejas o de pelo. Ayer hasta le pegue a mi hijo en la boca. Necesito ayuda a cómo reaccionar frente a un capricho, a cuando no hacen lo que uno les dice o pide, a una burla, a un berrinche, en fin un poco de todo. Mi hijo de 5 años esta embobado con las cosas electrónicas. En casa no se las doy prácticamente pero en la casa de sus amigos, abuelos o tíos todos tienen y se las dan así que ahora cuando se junta con alguien lo hace para hacer uso de esos instrumentos y como yo me doy cuenta no se lo permito.  A lo que responde con malos actos, berrinches y yo me enojo más aun.  Mi hija de 3 me hace caprichos con la ropa que le pongo a ella y la que me pongo yo, si me pinto y no la pinto a ella, si no hago lo que ella quiere. Y me responde  como si tuviera 20. No se qué hacer, por favor te pido ayuda, herramientas. Gracias Camila.


Hola Camila,
¿Cómo estás? Comprendo perfectamente cómo te sientes y quiero decirte primero de todo una cosa: No lo estás haciendo mal, quizá no tienes las herramientas suficientes o tus emociones te sobrepasen y reacciones automáticamente ante situaciones que te estresan. Quizá por esa parte puedas buscar ayuda para ti, para aprender a gestionar tus emociones. El coaching y los procesos de conocimiento personal pueden ayudarte mucho. Yo lo he hecho y te aseguro que es el primer paso para poder educar y disfrutar de nuestros hijos. La educación empieza por nosotros, los padres.

Por otro lado, en cuanto a herramientas para los casos que me comentas…

Con tu hijo, prohibirle que use las video-consolas o aparatos electrónicos  cuando está en casa de sus amigos o de los abuelos tan solo aumentará su rabia y provocará rebeldía por los castigos de no poder usarlas. Contra más se lo prohibías más querrá usarlas. Imagina a los adolescentes. ¿Qué postura es mejor afrontar ante las drogas, el sexo o el alcohol? Si castigamos y prohibimos es muy probable que se pongan en posición rebelde y deseen con más ganas experimentar con ello. Si ofrecemos información completa y sincera, sin sermones, si expresamos nuestros sentimientos  sobre el tema y lo que a nosotros nos gustaría para ellos y demostramos confianza en los chicos de que sabrán tomar la decisión correcta, el porcentaje de éxito es mucho mayor.  ¿por qué he puesto este ejemplo? Porque es prácticamente lo mismo. Tu puedes explicar a tu hijo el porqué no es bueno abusar de las video consolas, decirle que te gustaría que no jugara demasiado con ellas y expresar tu confianza hacia él. 

Decirle que en casa tenéis unos horarios marcados para jugar con esos aparatos y que fuera no puedes prohibirle que los use si sus amigos los tienen. Podrías realizar con él una tabla en la que anotéis qué días y cuánto tiempo va a poder jugar con eso, pedir su opinión e implicarle en la decisión y elección de los días (dentro de unos límites que tú marcaras).


Con la pequeña, está en plena etapa de rabietas y es totalmente normal lo que le ocurre. Con la ropa se me ocurre una solución, y es darle opciones para que sea ella la que elija su ropa. Por ejemplo ofrecerle dos camisetas para que elija cuál quiere ponerse, y lo mismo con los pantalones o las faldas. Tú le ofreces dos y ella toma la decisión final. Poco a poco, ella misma elegirá su ropa y sabrá distinguir qué días debe vestir con ropa deportiva y que días no, por ejemplo.  Y dentro de unos límites respeta sus gustos, y si hay algo que no le gusta nada no le obligues a ponérselo.

Con el tema del maquillaje debes explicarle porqué ella no debe maquillarse, y puedes ofrecerle una alternativa y jugar un día a que la maquillas. Elegir un día para jugar a maquillaje y ese día si podrás pintarla. Si aún así entra en rabieta, puedes darle un abrazo o simplemente decirle que la entiendes pero que no puedes maquillarla, y quedarte a su lado hasta que se le pase la rabieta.

En disciplina positiva se implica a los niños en las decisiones y se ofrecen alternativas, no se obliga a realizar nada, se redirigen las acciones y se acompaña en el desarrollo del niño. Te dejo este artículo sobre disciplina positiva por si te es de utilidad.


Un abrazo fuerte.

Nuria. 


Como veis, otra vez tres consultas totalmente diferentes que espero os hayan ayudado.

Si no encuentras la solución a tu caso en estas respuestas, estaremos encantadas de ayudarte. Manda tu consulta a consultoriomamy@gmail.com e incluiremos tu pregunta la próxima semana.

Y por último, os recuerdo que tenéis un montón de artículos sobre Disciplina Positiva en el blog de Nuria, Criar, sentir, vivir.

Y en Mamá de Verdad encontraréis su diario, donde nos va contando cómo le va aplicando la Disciplina Positiva en su hogar. 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...